Alquiler de vacaciones con Airbnb

Airbnb es uno de los sitios de alquiler de vacaciones más populares actualmente. El alquiler es siempre entre particulares. Fue fundada en 2008 en San francisco por Brian Cheski y Joe Gebbia, y es uno de los protagonistas de la economía colaborativa.

Cualquier puede añadir un alojamiento al precio que desee y alquilarlo a turistas de todo el mundo desde la plataforma. Airbnb se lleva una comisión por cada transacción (12% + 3% por cada inquilino) y se encarga de poner en contacto a ambas partes.

Este sistema de reserva y pago online ha facilitado que aumente el flujo de transacciones, sobre todo en grandes ciudades del mundo. Se ha simplificado el sistema de reservas para el inquilino y la gestión de reservas para el propietario. De esta manera un gran número de usuarios de la web ofrecen el alquiler de una habitación de su apartamento o residencia habitual durante sus vacaciones. Este último concepto ha revolucionado el alquiler de alojamiento de vacaciones durante los últimos años. Airbnb ofrece todo tipo de alquileres: una habitación en una casa con los anfitriones, un estudio, un apartamento, un chalet o incluso un castillo. Más de 25.000 turistas ya han consultado y reservado con airbnb, en más de 190 países del mundo.

Las condiciones de cancelación para recuperar la cuota de reserva varían y dependen de la elección del propietario que puede seleccionar varias condiciones. Atención, ten en cuenta que los gastos de gestión (sobre el 12%) nunca son recuperables.